Agri Garden è Natali se renueva con soluciones Orlandelli

Hoy estamos con Claudia Natali, propietaria de "AgriGarden È Natali", empresa italiana de Pescia, para una breve entrevista sobre su vivero y el proyecto de renovación que acaba de finalizar.

Claudia, ¿puedes presentarnos en pocas palabras AgriGarden È Natali?
AgriGarden È Natali es una empresa histórica y, al mismo tiempo, totalmente nueva. Me explico: la empresa viene de una larga tradición ya que mi padre estuvo antes al frente de la gestión y mi abuelo antes que él; por lo tanto, se trata de una empresa histórica para este lugar y de una tradición para la familia. Tanto mi padre como mi abuelo vendían principalmente macetas, tierra y complementos de decoración. Cuando mi marido Fabio y yo nos incorporamos a la empresa, decidimos revisar el tipo de venta. Ahora ofrecemos muchas más plantas que antes y el negocio tiene un carácter más agrícola y menos comercial.

¿Cuándo tomasteis la decisión de renovar la tienda y qué os impulsó a hacerlo?
Decidimos renovar nuestro vivero en 2018, impulsados por una combinación perfecta de temeridad y pasión. La decisión de trabajar cerca de casa también nos permite estar más cerca de nuestros dos hijos pequeños, para poder conciliar mejor los ritmos familiares y laborales.

¿Cómo conocisteis Organizzazione Orlandelli y cómo os pusisteis en contacto con nosotros?
Conozco a Organizzazione Orlandelli de toda la vida por su participación en las ferias y porque mi padre ya utilizaba equipos Orlandelli en el vivero. Por estas razones pensé en vosotros cuando nos planteamos la idea de renovar el negocio.

¿Qué es lo que más os ha llamado la atención del diseño que hemos preparado?
Principalmente la estética, la nueva imagen que habéis conseguido dar a nuestro vivero. Me llamó la atención que vuestro equipo de diseño tuviera una visión tan clara del resultado final desde el principio, trabajando sobre una base sólida en la que la gestión del espacio y la colocación de los productos ya estaban claros.

¿Cómo ha cambiado vuestra forma de trabajar desde que habéis instalado palés y expositores de Orlandelli en vuestra tienda?
Nos ahorramos mucho tiempo en el riego con vuestros mesas y eso a pesar de que nuestras instalaciones no disponen de un sistema de carga y descarga porque la estructura básica ya existente no lo tenía previsto. Incluso en verano, la gestión del agua es más fácil. Podemos simplemente llenar los depósitos en lugar de mojarlos continuamente, lo que nos permite ahorrar mucho tiempo. Esta solución nos permite estar incluso un día sin regar, lo que facilita mucho el trabajo. También nos hemos dado cuenta de que las plantas se beneficiaban de ello, gracias al uso del paño humidificador que permite mantenerlas en el nivel de humedad correcto.

¿Cómo han reaccionado los clientes y cómo ha cambiado su experiencia de compra en la tienda?
Nuestros clientes han apreciado inmediatamente el aspecto más ordenado y nos han dicho que la nueva disposición permite ver mejor los productos. Poder ofrecer un vivero tan ordenado nos diferencia y ese era justamente nuestro objetivo. Además de distinguirnos por el servicio, queríamos una exposición más original, que nos permitiera ser más competitivos con otros viveros y con las empresas de gran distribución.
Además de la nueva organización de la exposición, vuestros carros de la compra también han sido muy populares entre los clientes, ya que, sobre todo en primavera, cuando hay que hacer muchas compras, se utilizan mucho y mejoran la experiencia de compra del cliente.

¿Estáis satisfechos con el resultado?
Sí, mucho, y no solo del resultado final o del desarrollo claramente relacionado con el proyecto. Lo que más he apreciado ha sido la relación que se ha creado, basada en la estima mutua y la enorme disponibilidad de todos los departamentos de Organizzazione Orlandelli. El trabajo no termina una vez que finaliza el proyecto, siempre estáis ahí para cualquier necesidad, y eso es muy importante.

Muchas gracias, Claudia, por tu tiempo y por haber elegido a Organizzazione Orlandelli para renovar vuestro vivero.